Por Elvis Martínez Bermúdez

La pandemia del COVID-19, que mantiene al país en cuarentena obligatoria para prevenir la expansión del virus, ha transformado la dinámica de trabajo estudiantes y maestros de Cartagena.

Desde que la Secretaría de Educación Distrital invitó a los rectores enviar a los maestros a casa para preservar su salud y la de sus familias, y a que continuaran sus actividades con ayudas tecnológicas, los docentes se las han ingeniado para diseñar estrategias y metodologías que permitan seguir garantizando el derecho a la educación de sus estudiantes.

Aunque muchos ya trabajaban con sus estudiantes en ambientes virtuales, como parte del trabajo complementario a las clases, la tarea ha sido desafiante.

Para Karen De la Rosa Parra, docente de la Institución Educativa Promoción Social, la cuarentena obligatoria le ha dado mayor sentido y justificación a las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación en los procesos educativos.

“La clave es estar abiertos al cambio, modificar nuestros paradigmas. Es una posibilidad de aprendizaje y un apoyo para la educación. El cambio de chip es tanto para docentes como para estudiantes y padres. Lo más complicado es la conectividad, pero hasta ahora nos ha resultado muy eficiente la comunicación con padres y estudiante mediante WhatsApp y Facebook”, comenta De la Rosa Parra, quien cursa un doctorado en educación en la Universidad Benito Juárez, de México. Su línea de investigación es la innovación educativa y su objeto de estudio son las redes sociales como ambientes virtuales de aprendizaje.

La docente de castellano explica que durante las dos semanas previas a las vacaciones anticipadas, los maestros han mantenido contacto con estudiantes y padres para desarrollar las estrategias y metodologías que usarán a partir del 20 de abril, cuando está previsto el regreso a clases, que apunta a ser bajo el Ambiente Virtual de Aprendizaje (AVA).

“Estamos en el proceso de encuestas digitales para valorar la cantidad de estudiantes que tienen acceso a Internet, y dispositivos como computadores de escritorio, portátiles, tabletas, celulares inteligentes o smart. De igual forma, exploramos herramientas que nos ofrecen redes sociales como Facebook para trabajar en ambientes virtuales”, explica la docente de la Institución Educativa Promoción Social.

Rafaela Valenzuela Pérez, docente de la Institución Educativa Las Gaviotas, también trabaja desde hace algún tiempo con nuevas tecnologías sus clases de matemáticas y física.

“Cada año modifico la metodología y los recursos tecnológicos, según el grado que me asignen. Por ejemplo, tenemos blogs de física y de matemáticas y ahí vamos montando todo el contenido y las actividades de clase. Este año estamos trabajando con documentos compartidos mediante el drive de Google. Ahí tenemos carpetas con los materiales de clase y se les notifica por correo. Adicional a eso, tenemos grupo de Facebook y messenger para comunicarnos. Todo esto lo hacemos con el apoyo de los contenidos de Colombia Aprende”, afirma la profesora.

Según Valenzuela, el mayor reto es replantear la forma de evaluar y tener claro los recursos que se necesitan para esa parte del proceso.

En su opinión, en la educación media, grados 10 y 11, los estudiantes son más autónomos y es más fácil la virtualización. Sin embargo, en la básica se requiere mayor dedicación y trabajo con los padres, que hasta ahora han estado atentos y conectados con los docentes por WhatsApp.

“Muchos maestros también deben cambiar rápidamente el chip”, recalca la docente.

 

Herramientas de fácil acceso y uso

El profesor de ciencias sociales y filosofía John Jairo Martínez Machado, de la Institución Educativa Foco Rojo, en Olaya Herrera, afirma que lo simple y ajustado a los recursos que tienen los estudiantes y sus hogares es lo mejor que les ha resultado durante esta coyuntura.

“Antes de la cuarentena ya veníamos trabajando en ambientes virtuales, pero de manera intermitente. Desde el 16 de marzo hemos hecho un trabajo con los estudiante con diferentes herramientas y plataformas.  Usamos Facebook, correo electrónico, la plataforma Colombia Evaluadora, Classroom de Google, blogs y grupos de Whatsapp para que cada director de grupo envíe las guías y los talleres, ya que la mayoría de los padres tienen esa aplicación de mensajería”, comenta.

Martínez Machado asegura que para el desarrollo de talleres, guías y formas de evaluar ha gestionado una serie de variables que le permitan seguir formando con calidad.

Advierte que se deben tomar en cuenta aspectos como la baja conectividad que tienen los jóvenes en sus hogares, hasta el modelo del teléfono inteligente de los padres para saber con qué herramienta diseñar los trabajos académicos en casa.

Sugey Marrugo es madre de familia, tiene tres hijos. Dos estudian en la Institución Educativa  Promoción Social y otro en la Institución Educativa Soledad Acosta de Samper, sede Emiliano Alcalá. Para ella, el cambio de las clases presenciales a las mediadas por la tecnología no le ha sido difícil.

“Siempre he estado pendiente de apoyar a mis hijos con sus deberes en la escuela y tal vez por eso no me ha costado tanto esta nueva forma de estudio. La verdad es que las profesoras han estado muy pendientes a resolver las dudas de alumnos y padres sobre las actividades académicas en casa”, asegura Marrugo.

La madre de familia resalta que para el desarrollo de las clases en casa, están utilizando grupos de WhatsApp con los directores de grupo, correos electrónicos y la plataforma digital Colombia Aprende. Instituciones educativas como la Luis Carlos López, también aprovechan las nuevas tecnologías y las experiencias virtuales pasadas para enfrentar la emergencia.

El profesor Edilberto Marrugo, coordinador de la jornada de la mañana, que atiende a la población que cursa preescolar y primaria, explica que desde hace siete años la comunidad cuenta con un grupo de Facebook con 4.000 miembros, de los cuales hacen parte docentes, estudiantes, padres de familia y egresados. Esto les ha permitido tener una comunicación fluida con la comunidad educativa.

“Por ahí hacemos convocatorias, informamos a todos las decisiones y rutas para que nadie se quede sin saber las nuevas dinámicas de estudio en respuesta a la pandemia. Además de Facebook, usamos grupos de WhatsApp y blogs. Hemos unificado las guías de estudio con todos sus componentes, como objetivos y rúbricas. En el blog pueden encontrar todas las guías por grados y áreas y descargarlas. Por correo recibimos tareas y también por Whatsapp. Muchos padres nos mandan la fotografía de las guías resueltas por el estudiante para que podamos retroalimentar”, comenta Marrugo.

El profesor Marrugo afirma que si bien estas experiencias han sido novedosas para los padres, estudiantes y docentes, también servirán para afrontar una cuarentena más larga de llegarse a decretar para seguir salvando vidas.

“Lo más importante es que todos nos metamos en el cuento de lo digital. Es una responsabilidad compartida entre autoridades, docentes, estudiantes y padres”, asegura.

Comunicaciones

Departamento de comunicaciones de la Alcaldía Mayor del Distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias.


Related Posts